miércoles, 8 de diciembre de 2010

Madre y Maestra

Yo soy maestra y punto




08/12/2010 ISABEL AGÚ ERA

Sin reparos y a boca llena lo repetían dos maestros de toda la vida. ¡Ya está bien de llamarnos maestros; somos profesores! Ni una palabra que quitar o poner. Sencillamente, algo así como un sentimiento de pena. Es innegable que para muchos maestros, la palabra profesor es, en el terreno titulesco, como de más alto ´standing´, ya que confesarse maestros a secas resulta un término menor o como una evocación nostálgica a manidas batas blancas, canturreos, pizarras, etc. ancestrales. ¡Bravo, bravísimo! ¡Así se habla! ¡Son ustedes unos señores profesores!

Pero no queda ahí la cosa sino que una linda estudiante me escribe y me dice textualmente: Soy alumna de la Facultad de Ciencias de la Educación en la que me gradúo para profesora de Educación Infantil, etc. Y, claro, interiormente, traduzco: estudia para maestra. ¡Vueltas y más vueltas para evitar una de las palabras más hermosas que existen: maestro/a!
Y es que, sobre todo de cara a muchos jóvenes, la palabra maestro va de la mano de una serie de desvaluaciones sociales que se corresponden con la cultura, economía, sociedad de tiempos pasados pero que ni tan siquiera entonces dejaba de ser, no solo una vocación, que para muchos era sinónima de apostolado religioso, sino que siempre ha sido y será un arte, una facultad, una compleja profesión en la que el mayor bien de los seres humanos pasa por sus manos: el futuro.

Educar es como tallar un alma, buscando que en ella resplandezca la belleza en todo su magnificencia, y para ello se precisa, mucho trabajo, gran inteligencia, creatividad, paciencia, formación y un gran amor.

Un maestro de la escultura, me dedicó una preciosa talla en madera que tituló, Madre y Maestra. Creo que no hay dúo de palabras más perfecto y bello. Por eso luce en lugar preferente de mi casa y por eso, profesionalmente, me defino como maestra y punto.





www.diariocordoba.com

lunes, 6 de diciembre de 2010

Mi leyenda de Navidad


MI LEYENDA SOBRE LA ESTRELLA DE LOS REYES MAGOS

Para mis nietos y nietas.
Para todos los niños y niñas.

 
Dos hombres caminaban juntos por un camino y en una noche negra: tropezaban, caían, se lastimaban... De pronto, de una montaña, comenzó a descender una bola luminosa que, ante el desconcierto de aquellos hombres, llegó hasta la tierra, posándose, justo, en medio de ellos.

-¡Hola! -dijo una voz musical-. Soy el hada de Los caminos que he venido para ayudaros. Os he visto caminar con tanta dificultad.... Voy a regalaros unas varitas mágicas. Podéis encenderlas cuantas veces queráis, pero tened presente que la luz se irá gastando y puede llegar el momento en que ya no alumbren más.

Y dicho esto, le entregó las varitas y desapareció.

Uno de los hombres exclamó:

-¡Bien! La encenderé en seguida. Quiero caminar con mucha luz.

Y así, con paso alegre, se distanció pronto de su compañero de camino. El otro hombre dijo:

-Yo prefiero guardarla por si encuentro mayores dificultades.

El hombre que había guardado su luz caminaba con precaución, cuando oyó una voz que repetía:

-¡Socorro! ¡Que alguien me ayude; me he caído en un pozo y no veo nada!

Entonces, el hombre que llevaba la varita apagada, la encendió y ayudó a salir del pozo al pobre hombre que gritaba.

-¡Bua, buaaa..! -lloraba un pequeño en medio de la oscuridad-. ¡Tengo mucho miedo! ¡Me he perdido y no sé volver a mi casa!

El hombre volvió a encender su luz para ayudar al niño. Así, a lo largo del camino, tuvo que ir encendiendo su varita luminosa para ayudar a cuantos caminantes andaban perdidos. Sucedió que, de pronto oyó cómo un lobo lo perseguía. Cuando fue a encender su varita, se encontró que ya se le había gastado; no tenía más luz.

Pero, ¡oh milagro! El hada apareció de nuevo.

-Como has sido tan generoso -dijo- te convertiré en estrella del camino para que siempre des luz a los caminantes.

El hada desapareció, pero el hombre, convertido en estrella, se encontró, sin saber cómo, guiando a unos Reyes Magos que iban a Belén para adorar al Niño Dios. Así, tras su luz, encontraron a Jesús, y el hombre convertido en estrella cada Navidad sigue en el cielo guiando a todos los caminantes, y cada año los Reyes Magos buscan la estrella que, desde Oriente, los conducirá al Portalito de Belén. FIN

miércoles, 24 de noviembre de 2010

Yo también respeto al Profesor

EDUCACIÓN / DIARIO CÓRDOBA





Hace días, un buen amigo, me mandaba sus reflexiones, que hago mías, acerca de un novedoso eslogan de difusión en los medios: "Yo también respeto al profesor". Se trata de una cuestión de respeto y reconocimiento hacia los profesores y a la importantísima labor que realizan a diario.

Es cierto, y nadie ya lo pone en duda, que mucho han cambiado los roles en estos tiempos. Los alumnos no son aquellos niños sumisos y callados que fuimos los mayores de hoy día, pero, no obstante, hay algo que permanece y que es preciso reivindicar para que esto que alguien ha dado en llamar las dos erres -respeto y reconocimiento- sea una realidad palpable, tanto para alumnos como para padres.

En la ordenación evolutiva del pensamiento la imagen de los padres y la de los maestros encierran una inmediata analogía. La palabra alumno tiene un significado similar a "alimentado" y es el primer rol que los niños adquieren en su existencia. Así los padres y los maestros nos alimentan la mente y el cuerpo: nos enseñan, nos orientan, nos dirigen, nos corrigen, nos estimula... Es decir: nos educan. La falta de respeto al profesor es un síntoma de la falta de respeto a los padres: La desobediencia, la agresividad... las han aprendido en su propia casa antes de manifestarlas en la escuela. Y, a la vez, el mal comportamiento en la escuela, "la mala educación", refuerza actitudes y comportamientos que se manifestarán también acrecentados y "realimentados" en la familia.

Y cuando son los propios padres los que no respetan a los profesores, los desautorizan ante los hijos, los insultan, los amenazan, los agreden... quizás no están pensando que son piedras que caerán de rebote "sobre sus propios cristales".

Los profesores son muy importantes y necesarios en el desarrollo de una sociedad por eso hagamos todos bandera de..."Yo también respeto al profesor".

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Los papeles que nos comen


 
                              SEAMOS CÓMPLICES DE LA CURIOSIDAD DE LOS NIÑOS/AS

10/11/2010
MENSAJES.

Los papeles que nos comen

10/11/2010 ISABEL AG ERA

¡Pues es lo que exclamaba un maestro joven, celoso de su profesión pero sumido en una incipiente depresión! Los papeles que nos comen --repetía--. Todo son papales y más papeles que nos exigen y no sé para qué. No estudié para administrativo sino para maestro, y es cada día más difícil serlo: una barbaridad de exigencias que nos restan tiempo y que, prácticamente, no sirven para nada.

Y mientras así se desahogaba el joven compañero, por mi cabeza desfilaban alumnos que precisan atención exclusiva, alumnos que esperan, no solo enseñanzas, sino afecto, motivación, cercanía, etc. de sus maestros, alumnos y alumnas que acuden cada día a las aulas, ajenos al papeleo que circula por manos de sus tutores y que muy poco o nada repercute en lo que buscan, en lo que esperan, en lo que precisan para su presente y, sobre todo, para su futuro.

Desde mi punto de vista, para que un buen gestor del tipo que sea alcance objetivos y logre allanar caminos, despejar follaje y dar lugar a un día mejor, necesita, en primerísimo lugar, que el trabajo le resulte placentero en lo que pueda, así como también un mínimo de autonomía para realizarlo.

Claro está que los resultados deben ser evaluados por quienes recaiga la responsabilidad de hacerlo pero sentir la opresión, el acoso de exigencias que lo distraigan, lo depriman y alejen de su principal cometido, es algo que se debería evitar.

Siempre he creído, y lo sigo creyendo, que lo que un maestro debe enseñar cabe en el hueco de una mano, porque el verdadero maestro no es un adiestrador de normas preestablecidas o impuestas. El verdadero maestro trabaja con sueños propios, más los de sus alumnos.

El maestro por excelencia es el que sabe que trabaja con personas y no con cosas y, por supuesto, no con papeles.

El deprimido joven afirmaba: Con el papeleo trabajo más como administrativo que como maestro.





www.diariocordoba.com

miércoles, 27 de octubre de 2010

Mi querido alumno, Rafael


27/10/2010 ISABEL AGÜ ERA
Han pasado años, pero al celebrar el día de San Rafael, a mi memoria acude aquel alumno de diez años que, habiendo visto pronto el dolor de la vida, miraban desde una inmensa tristeza, matizada, de vez en cuando, de ingenua felicidad.
El era tierno tallo herido, a penas despuntar, que sobrevoló por nuestras vidas, cual estrella fugaz de la que más bien queda el recuerdo de un maravilloso rastro luminoso y la certeza de haber sido testigos de su deslumbrante existencia.
El era Rafael, pálido, transparente, aficionado a la escuela, a sus maestros, a mis cuentos...
Y Rafael se nos fue de pronto. Un día de escuela, mientras sus compañeros en clase compartían la difícil tarea de la educación y el aprendizaje, mientras su silla vacía, como otras veces, casi no extrañaba a nadie, mientras cada cual en su trabajo, olvidados de la provisionalidad que es la vida, con afanes desmedidos, con nimiedades, con absurdos y sin caer en la cuenta de que vivimos inmersos en el funeral eterno de los tiempos, hacíamos planes de un futuro que nos deparara mayor bienestar. Ni siquiera una corazonada, un telepático presagio; nada.
La vida del pequeño Rafael como blanquísima espuma de mar, se desvaneció con el viento. Y era un bonito día de primavera, y el sol siguió su curso, y las margaritas y las amapolas, en un frondoso salvaje, parecían entonar el más bello himno de la alegría, y en las calles, el tráfico, los ruidos, las prisas... Pero en medio de esta eclosión de vida, un pequeño féretro nos llenaba de tristeza a todos los que vivimos, de una manera u otra, la corta vida de Rafael.
Lo recuerdo, especialmente en este día, y unas lágrimas corren por mis mejillas. Sí, un alumno es como un hijo que cae en nuestras manos y, ante su grandeza, nos hace sentir lo poco que valemos. ¡Echame una mano, tú que está en el cielo!, y espérame. Entre tanto escribiré mejores cuentos, mejores libros.

viernes, 22 de octubre de 2010

EDITORIAL CCS





Nueva obra de la escritora cordobesa
Isabel Agüera Espejo-Saavedra



LECTUURAS Y JUEGOS PARA LOS MÁS PEQUEÑOS

Lecturas y Juegos para los más pequeños, en palabras de la autora, es un sueño, traducido en retahílas, juegos, poemitas, escenificaciones, etc. para lograr una enseñanza donde la pedagogía lúdica fluya con total naturalidad e invada las aulas infantiles de un ambiente festivo y placentero que sea auténtico prólogo a las competencias básicas, latentes en esta sencilla y divertida obra.

Isabel Agüera, con una extensa y exitosa obra, tanto literaria como pedagógica, deja más que patente su gran vocación de escritora y pedagoga.
Conocida y reconocida más allá de nuestras fronteras ha conseguido premios, ha recibido homenajes, nombramientos, etc.
Actualmente, y dadas las Nuevas Tecnologías, sus actividades y proyección se ven multiplicadas con numerosas videoconferencias con países sudamericanos desde los cuales es muy requerida.

domingo, 17 de octubre de 2010

Era mi alumno



Él era un niño de diez años de mi Centro, y era unos ojazos que, habiendo visto pronto el dolor de la vida, miraban desde una inmensa tristeza, matizada, de vez en cuando, de ingenua felicidad.

Él era tierno tallo herido, a penas despuntar, que sobrevoló por nuestras vidas, cual estrella fugaz de la que más bien queda el recuerdo de un maravilloso rastro luminoso –visto y no visto- y la certeza de haber sido testigos de su deslumbrante existencia.

Él era Rafael Francisco, un chavalillo de diez años, pálido, transparente, aficionado a la escuela, a sus maestros, a sus libros...

Y Rafael se nos fue de pronto. Un día de escuela, mientras sus compañeros en clase compartían la difícil tarea de la educación y el aprendizaje, mientras su silla, vacía como otras veces, casi no extrañaba a nadie, mientras cada cual en su trabajo, olvidados de la provisionalidad que es la vida, con afanes desmedidos, con nimiedades, con absurdos y sin caer en la cuenta de que vivimos inmersos en el funeral eterno de los tiempos, hacíamos planes de un futuro que nos deparara mayor felicidad, mayor bienestar.

Y ni siquiera una corazonada, un telepático presagio; nada. La vida del pequeño Rafael como blanquísima espuma de mar, se desvaneció con el viento.
Y era un bonito día de primavera, y el sol siguió su curso, y las margaritas y las amapolas, en un frondoso salvaje, parecían entonar el más bello himno de la alegría, y en las calles, el tráfico, los ruidos, las prisas... Pero en medio de esta eclosión de vida, un pequeño féretro nos llenaba de tristeza a todos los que vivimos, de una manera u otra, la corta vida de Rafael.

Y ahora aquí, en este rincón, frente a mi ordenador, lugar preferente, lo recuerdo y unas lágrimas me corren, sin poderlo evitar, por las mejillas, y no sólo es recuerdo de pasado, sino más bien, es presente, algo así como un poderoso árbol que se me crece y cuyas raíces, y ramas, y hojas y flores, si bien amainaron en las estrellas, dentro de mi corazón marcaron profunda huella.

-Tus libros me gustan mucho -me repetía el pequeño Rafael en ternura infinita -, y son muy bonitos, y mi madre me los ha comprado y por las noches los leo, y me gustan... ¡échale! Y también tengo tu foto del periódico, y la guardo porque también me gusta..y  me gusta tu tórtola porque es blaca y porque rríe.

Y, mientras balbuceaba estas maravillosas palabras, una ligera sonrisa se esbozaba en su rostro, pegado tantas veces, bien a la mesa de secretaría, bien a la mesa del director, en un intento de mitigar aquel dolor de cabeza que -¡maldita sea!- se lo llevó.

Mi fe es lucha en un Dios que no comprendo, pero en el que, desde mi pequeñez, confío y espero. Por eso, creo que Rafael está con Dios, y creo que Rafael está con nosotros.

Mi pequeño y agradecido niño: Jamás olvidaré que unos cuentos míos, unas poesías mías, mitigaron el dolor que, postrado de mesa en mesa, soportabas. Nunca me lo había planteado hasta aquel día: bien merece la vida, si en ella se puede escribir un cuento, una poesía que haga feliz a un niño/a.

¡Échame una mano, por favor, tú que está en el cielo!, y espérame, espéranos. Entre tanto, escribiré mejores cuento, me haré mejor foto... Te lo prometo.

Y un año más, al aproximarse tu onomástica, quiero felicitarte como mi Rafael preferido.Te sigo queriendo, mi precioso alumno.


miércoles, 29 de septiembre de 2010

Así se educa


DIARIO CÓRDOBA

El milagro es lo que importa. El santo, tres familias que muy cerca de mí comían el pasado sábado en una terraza y a las que aquel día aplaudí en silencio y hoy quiero hacerlo públicamente, dedicándole esta carta.

En total seis niños de cuatro a siete años que correteaban jugando por los alrededores. De pronto, los vi en complicidad que se traducía en puñados de monedas extraídas de una averiada máquina de pelotas. En contenidas carcajadas, entre ingenuidad y picardía, corrieron a revelar a los padres tan insólito placer.
Y mi expectación, que sin perder paso observaba el trajinar de los niños, se subió por las nubes esperando ver cómo reaccionaban aquellos padres. Ese dinero no es vuestro –les explicaron-. Perteneces a alguien que se busca la vida con esas maquinitas. Así que vais a la barra y lo entregáis.
Los pequeños, todos, hasta el de cuatro años, desfilaron, y yo creo que con gozosa responsabilidad, a depositar sus preciadas monedas en manos del dueño del bar. Sinceramente me sentí feliz.

Sí, queridos padres: así se educa. Tened la seguridad de que a esos niños les caló tan hondo aquella sencilla lección que jamás protagonizarán robo ni corrupción alguna. Desde mi mesa, las reflexiones me comían y en ellas, más que ninguna, la maravillosa tarea que puede ser educar, dialogando, razonando, conociendo el camino recto a seguir en cada ocasión, y las ocasiones, a lo largo de los días, son muchas. Hay, no obstante, que estar muy atentos y no dejar pasar momentos únicos e irrepetibles. Momentos cruciales donde el ejemplo, la honradez, la justicia, la responsabilidad, etc. se hagan destacar, sencillamente, porque el hombre capaz de hacer fácil lo difícil es educador. Y aquellos padres lo fueron.

Por ello, si llegan a leer esta carta, quiero que sepan que los felicito y que ojala muchos padres caigan en la cuenta de que así, sólo así, se educa.

sábado, 25 de septiembre de 2010

Retahílas y juegos.

Aprender jugando es una fórmula excelente par alograr que la tarea escolar resulte amena, divertida, significativa y desencadenante de grandes valores.

En mi obra, recientemente publicda por la editorial CCS dedico  una parte a la retahíla como estrategia de memorización, escenificación, pico-motricidad, etc. de cara los más pequeños pero válida para cualquier nivel.
Todas y cada una de las retahílas propuestas van seguidas de divertidos juegos para repetirlas y lograr reforzar objetivos  programados y concretos.

No es mi intención, y mno lo voy a hacer, insertar largos textos con explícitas  explicaciones. Considero sufieciente para el maestro/a el tener a mano tan sencilla y rica estrategia.



RETAHÍLA Nº 1:  NIÑO CABALLERO

(Ritmo y mucicalidad)
A un puchero zapatero

cayó un sapo puñetero,

y en mi plato pirulero

lo encontré con un sombrero

¡Hola, niño caballero!

Como tú comer yo quiero

del puchero zapatero.

¡Fuera, fuera de mi plato!

¡Fuera, fuera que te mato!

Ya me voy, niño gruñón.

Que te pique un moscardón

que te saque un buen chichón.

Al puchero del Señor

cayó una bonita flor

y en mi plato pirulero

la encontré con el romero

¡Hola, niño caballero!

Soy rosa del jardín del amor

y de tu plato pirulero

un poquito comer quiero.

Si eres rosa primorosa

del jardín del amor,

toma y come con mi tenedor.

Así estará más gordo

el puchero del Señor.



¡Hola, niño caballero!

–dijo el sapo puñetero-

¡Yo te pedí comer primero

comer de tu plato pirulero.

¡Fuera, fuera de mi plato!

¡Fuera, sapo que te mato!

Yo sí comparto el tenedor

-dijo la rosa-

con ese sapito hambriento

que es criatura del Señor.

Lleva razón la flor

–dijeron todos-

Llamemos al sapito puñetero

y que coma también del puchero pirulero.

____________________________________________




 
Y ahora el Juego

JUEGO Nº1: NIÑO CABALLERO
Se forma un grupo de niños y niñas, que pueden ser todos los alumnos, menos dos: uno que representará al sapito, y otro a la rosa del Señor

El grupo de alumnos pueden estar sentados en el suelo o sobre la alfombra, simulando que están a la mesa para comer. Sería conveniente que tuvieran platos y cubiertos de plástico o cartón.

Y todos, como una sola voz y gesticulando, con ritmo, irán repitiendo los textos que les corresponden

- Grupo de niños/as: (Gesticulan y mostrando los platos) A un puchero zapatero / cayó un sapo puñetero, / y en mi plato pirulero / lo encontré con un sombrero

(Entra niño/ simulando ser un sapo y dando saltos se dirige a todos.).

- Sapo: ¡Hola, niño caballero! Como tú comer yo quiero / del puchero zapatero.

- Grupo de niños/as: (Agitando Los brazos y empujándole suavemente.) ¡Fuera, fuera de mi plato! / ¡Fuera, fuera que te mato!

- Sapo: (Con mal tono) Ya me voy, niño gruñón. / Que te pique un moscardón / que te saque un buen chichón, que te entre sarampión.

(Sale el sapo)

- Grupo de niños/as: Al puchero del Señor / cayó una bonita flor / y en mi plato pirulero / la encontré con el romero.

(Entra la flor y se dirige también al corro.)

- Flor: ¡Hola, niño caballero! / Soy rosa del jardín del amor, / y de tu plato pirulero / un poquito comer quiero.

- Grupo de niños/as: (Con el tenedor en la mano) Si eres rosa primorosa / del jardín del amor, / toma y come con mi tenedor. / Así estará más gordo / el puchero del Señor.(Le dan los tenedores).

- (Entra de nuevo el sapito).

- Sapo: ¡Hola, niño caballero!¡Yo te pedí comer primero / comer de tu plato pirulero.

- Grupo de niños/as: (Detrás del sapo gesticulando repiten y salen) ¡Fuera, fuera de mi plato! ¡Fuera, sapo que te mato!

- (Sale el sapo.).

- Flor: Como soy flor del jardín del amor / yo comparto el tenedor / con ese sapito hambriento / que es criatura del Señor.

- Grupo de niños/as: Lleva razón la flor / Llamemos al sapito puñetero / y que coma también del puchero pirulero.

- (Se ponen todos de pie y llaman a voces.) Sapito del sombreo, ven de nuevo a nuestro plato / no te pillo, no te mato / te daremos tenedor / y comerás como un señor.

- (Entra el sapito dando saltos y con su sombrero.) Puchero, zapatero comeré con mi sombrero/ y por ello doy gracias / a este niño caballero.

- (Al decir estas últimas palabras se coloca delante de algún niño o niña y hace una media reverencia. Al repetir el juego, el niño o niña elegido será el que haga de sapo).


SUGERENCIAS

- Dibujar sapito y flor.

- Hacer sombreros de papel.

- Aprender a manejar la cuchara y el tenedor.

- Andar a saltitos.


- Dibujar silueta de cuchara y tenerdor.


- Etc.














 



























jueves, 23 de septiembre de 2010

Llega el otoño

Mis queridos maestros/as:  Esta madrugada pensé en ti. Una extraña sensación de mi nada, confundida con la grandeza y nada de todo y de todos, me extasiaba en mi terraza. Es el otoño que llega, es el autobús que pasa, es el perro que ladra, la hoja que cae. el papel que vuela, mis jazmines en flor, la luna llena que, en filigranas de nubes, se despide de la noche...

Es la vida que sigue en sus vaivenes, pequeñas y grandes olas, que nos marean, unas veces, que nos refrescan y reconfortan, otras. Emociones en las que encuentro huellas que no pertenecen a calzado humano y me provocan mareo de interrogantes que acallo con un darle cuerda a la creatividad, al amor... Y seguir.

Os deseo un feliz otoño. Un gran beso. Isabel

martes, 21 de septiembre de 2010

Generación ni-ni

21/09/2010 ISABEL Agüera
Como todo un prodigio me lo contaba una madre: "Pues, nada que le doy al niño un catálogo de juguetes para que me diga qué quiere para su sexto cumpleaños y el niño, sin mirarlo, lo cierra y exclama: ´De aquí, nada. Quiero una PSP´" (Qué ricura de niño ). "Y claro --añadía la madre--, como sus amigos la tienen..."

Y yo punto en boca, pero ni-ni total; ¡ni idea, vaya! Así que en cuanto pude gugleé hasta dar con el invento. Sí, se trataba del último modelo de Play. ¡Un pastón! ¡Menudo tema el de los ni-ni!

Los sociólogos han hablado y han colocado rotunda etiqueta a nuestros adolescentes y jóvenes: ni estudian, ni trabajan, y ahí queda eso. Me confieso aprendiz de todo y, por consiguiente, respetuosa con las opiniones de los doctores. Pero estoy atenta, con los ojos bien abiertos, a cuanto se mueve a mi alrededor y oyendo, leyendo y viendo, me pregunto: ¿Qué va a pedir el niño de la PSP cuando se canse de ella? ¿Y que le van a poner en las manos sus padres? ¿Libros para estudiar? ¿Herramientas para trabajar? ¡Ni soñando! Carpetazo a tan molesto catálogo y a seguir viviendo del chollo de unos padres, de una escuela de una sociedad que de la noche a la mañana se han tornado críticos y exigentes.

Ya sé que los tiempos son otros, y en ellos estoy, porque, ¡ni recordar los NI de mi generación! Pero el progreso no equivale a permisividad y competitividad, ni antes, ni ahora, porque extremos tales dan como resultado traumas por todo aquello que no está al alcance de nuestros retoños.

Yo creo que nos hemos changado todos porque por mucho que conjuguemos el presente, el pasado y el futuro, la ley de la atracción nos dice, en todos los tiempos, que semejantes atrae a semejantes, lo que equivale a sembrar antes para recoger después. Los jóvenes nini no han surgido por generación espontánea; son el fruto de nuestro árbol particular.



* Maestra y escritora

martes, 14 de septiembre de 2010

Queridos Maestros/as

Portada > Educación
CARTAS.


Queridos maestros/as

15/09/2010 ISABEL AG ERA
Nuevo curso y nueva esta sección que he titulado ´Cartas´, ya que quiero dirigirme especialmente a destinatarios variopintos e implicados en el ámbito educativo.
Y como no podía ser de otra manera, empiezo por dirigir esta primera a mis queridos maestros, ya que ellos son en estos días protagonistas que volverán a abrir las puertas de sus respectivas aulas para una nueva andadura en esta maravillosa tarea de crear y compartir un futuro en el que tal vez no cumplamos años pero en el que nuestros pasos podrán grabar caminos de ilusión y esperanza.
Y en el umbral de este estrenado día, como hermana mayor, invito a una seria reflexión acerca de nuestros esquemas educativos porque puede que se nos hayan quedado trasnochados y, por consiguiente, invalidados para avanzar, y un maestro no puede permitirse el estancamiento porque eso equivaldría a estacionarse en punto muerto en tanto que los alumnos nos aventajarían en el camino sin guía que despeje de matorrales y malas hierbas horizontes perdidos en la oscuridad de un mundo empeñado en dar de lado amaneceres y hacernos caer en la trampa de ocasos sin remedio.

Nuevo curso, nuevos o viejos alumnos. Que lo importante sea conocer sus caras, sus nombres, sus vidas, antes, mucho antes que su número. Importante esa primera sonrisa que todos y cada uno esperan, y esas primeras palabras de acogida que no defraude la carga de sueños que llevan sobre sus espaldas. Importante humanizar antes que tecnificar, ilusionar, antes que enseñar, individualizar, antes que generalizar y valorar sin vara de medir porque las palabras de un maestro tienen que ir en línea con la mejor alabanza que pueda hacerse de cada uno.

Y mi sueño, un curso más,no faltar a la cita de ese momento único de recibir a los alumnos.

 
www.diariocordoba.com

sábado, 10 de julio de 2010

NOTICIAS

NOTICIAS SOBRE MI NUEVA OBRA, "GUÍA PRÁCTICA PARA ABUELOS!"


http://www.diariodelasierra.es/2010/07/06/una-guia-desvela-las-claves-para-que-lo-abuelos-hagan-del-cuidado-de-sus-nietos-un-experiencia-divertida-y-pedagogica/

http://www.abcdesevilla.es/agencias/noticia.asp?noticia=444478

http://www.cope.es/cultura/08-07-10--guia-practica-abuelos-nietos-estrategias-una-experiencia-divertida-191728-1

viernes, 2 de julio de 2010

Querido moises



QUERIDO MOISÉS

29/06/2010 ISABEL Agüera
DIARIO CÓRDOBA
Hola, mi querido Moi: te escribo aquí, en la hoja grande, como llamabas tú al periódico, porque hoy la casualidad nos puso frente a frente, cuando, con lágrimas en los ojos y tus notas en la mano, salías del instituto. Aceleraste el paso al verme y dándome un beso susurraste: "Me han suspendido matemáticas, y no es justo porque las llevaba bien y notable y me salía aprobado". Al llegar aquí, la voz se te rompió en congoja por lo que, echándote mi brazo, te dije: ¿tú has hecho lo que debías? ¿Te has esforzado? ¡Claro! Si todo lo hice bien, pero me equivoqué en una cuenta del problema- ¿Y no puedes recuperar? ¡Qué va! --exclamaste con rabia--. Dice el profesor que no hay segundas oportunidades, que me espera en septiembre. Se me parte el alma recordando tus ojos de lágrimas y tu impotencia ante lo que considerabas, y creo que de ser como lo contabas, lo era, injusticia. Tú eres un todo terreno para muchas cosas, pero, como todos, no en el mismo grado para todas. Eres inquieto, curioso, observador, eres, y así te veo en el futuro, un gran investigador. Todo te interesa, todo te preocupa y todo te afecta hasta límites impropios de tus años. Siempre, a mano alzada, una pregunta que hacer, una injusticia que denunciar, una rabieta que contener. Tal vez sea todo eso lo que no te perdonamos muchos de tus educadores; lo que nos molesta: queremos alumnos sumisos, callados y no con la mano en alto, sino con la boca abierta para tragarse nuestras manías, para obedecer sin preguntar, para tragarse nuestros malos humos y hasta nuestras injusticias. ¡Claro que te mereces esa oportunidad que pides! ¡Y claro que llevas razón en lo de la evaluación continua! ¿Para qué si no sirve? Tu esfuerzo, cuenta, tus evaluaciones anteriores cuentan y cuenta ese deseo tuyo de una segunda oportunidad. Te la mereces, hasta ese maestro que olvida qué cosas cuentan al evaluar...

jueves, 10 de junio de 2010

NUEVA OBRA


Estrategias para que los abuelos hagan de la convivencia con sus nietos una experiencia divertida, pedagógica y enriquecedora.

Las exigencias, cada día mayores, de la sociedad actual, marcada por una competitividad laboral acuciante, conllevan que los padres se vean a menudo en la necesidad de dejar a los hijos bajo la custodia de los abuelos. Estos se encuentran así ante una tesitura singular. Por un lado les complace enormemente hacerse cargo de sus nietos, cuya compañía les agrada y rejuvenece; por otro, su libertad de acción se ve restringida y el peso de los años les impide atenderlos en plenitud de facultades. Isabel Agüera, que cuenta con una amplia y exitosa obra en torno al ámbito educativo y el universo infantil, incide en dicha problemática en este delicioso libro que contempla con mirada jovial y espíritu práctico una situación extremadamente frecuente

En sus páginas la autora desglosa las claves para hacer de la relación entre abuelos y nietos una vivencia sana, enriquecedora, tanto para los unos como para los otros.

En esta obra, que la autora dedica a sus ocho nietos, Isabel Agüera comienza diciendo: Esta mujer de cuentos y juegos, esta abuelo-niño-como me llaman mis nietos- tras ser madre y maestra, ha descubierto que nada hay más maravilloso que ser abuela.


sábado, 29 de mayo de 2010

Dibujo como estrategia

Aprovechando la motivación que pueden conllevar  eventos de interés para el alumnado, el dibujo puede ser desencadenante  de actividades que globalicen competencias e inciten al debate y reflexión. Por ejemplo, en el caso presente la feria local o cualquier otra celebración de tantas copmo hay a lo largo del curso y en las que de alguna manera suelen participar el alumnado.
A partir de dibujos, más o menos como estos, los temas que se pueden abordar podrían ser:
Fiestas en general.
Fiestas locales.
Significado de fiestas, tradiciones  y floclore andaluz.
Trajes típicos.
Comidas típicas d epueblos de la región.
Vocabulario, etc.
Bailes regionales.Patrones y patronas.
Cantos regionales.
Comportamiento ciudadano en las fiestas.

Y un largo etc. que podría pasar, según niveles, por redacción de cuentos, poesías, etc. sobre la fiesta que se celebre.Exposición de dibujos y fotografías de lugares típicos del pueblo o  ciudad.Confección de trajes típicos en papel o dibujados, instrumentos que  acompañan a bailes como castañuelas, etc.

Ser maestro/a es, y no lo podemos olvidar,  consiste en saber llevar al aula, a los alumnos/as, más que lecciones de libros, lecciones de vida

lunes, 17 de mayo de 2010

PRIMERA COMUNIÓN


PRIMERA COMUNIÓN
A mis nietas Ángela e Isabel María

 
Por fin llega el día tan esperado por toda la familia pero sobre todo, para vosotras, mis queridísimas nietas Ángela e Isabel María: El día de vuestra Primera Comunión. Esta mujer que, tras ser madre y maestra, ha descubierto que nada hay más hermoso, conmovedor y tierno que ser abuela, no lo podía pasar por alto sin dedicaros públicamente, como lo hice el día inolvidable de vuestro nacimiento, unas palabras, nacidas de los más puros sentires de mi corazón.
¿Quién es y dónde está Dios? –me habéis preguntado en numerosas ocasiones-, y no solo vosotras sino también vuestros padres y hermanos. Repetida y trascendentes preguntas para todos los seres humanos, preguntas que, por otra parte, ni yo, ni nadie podrá daros porque a Dios, desde mi punto de vista, no se le define; se le siente. No se le busca; se le encuentra.
Pocos años los vuestros para entender tales cosas pero hoy, con la pureza a flor de piel, vais a dar el primer paso hacia un compromiso que iréis desvelando con los años: Comulgar significa aceptar, sin reservas, el maravilloso Mandamiento del Amor, aceptarlo, compartirlo, prodigarlo sin reservas a favor siempre del pobre, del marginado, del indefenso…
Sí, izar velas y remar, a consta del viento que sople, contracorriente si fuera necesario, pero enarbolando en proa la bandera de la paz, justicia, tolerancia… La bandera blanca del amor por todos los seres humanos sean del color que sean y vengan de donde vengan. Así, sólo así, habrá tenido sentido este gran día en el que, mis lágrimas, una vez más, sellarán la felicidad y agradecimiento a ese Dios que ya tan niñas os preocupa no verlo, no entenderlo.., en tanto que a vuestra abuela, le basta volver la vista atrás para encontrarlo en cada paso de su vida y al que hoy, una vez más, mis preciosas niñas, doy gracias por dejarme ser testigo de este nuevo amanecer en el que vosotras, mis nietas, fruto de una cadena de amores, blancas, radiantes, rodeadas de lo más valioso que tenéis, la familia, lo vais a recibir por primera vez.
Rotulad este día en vuestro corazón y no lo borréis jamás.

jueves, 13 de mayo de 2010

Creativas Estrategias

Sencillas y creativas Estrategias. En esta ocasión a partir de tampones mtasellos de cualquier clase y plasmados sin orgen alguno. Se trata de que los alumnos/as encuentren semejanza con algo y les añadan líneas que completen la idea.

miércoles, 12 de mayo de 2010

NIÑOS INVISIBLES

                                 
En muchas ocasiones, y con variopintos objetivos, pero el primero conocer a mis alumnos, les he pedido que se dibujaran a sí mismos. El resultado, tras la observación de cada uno de ellos, ha sido siempre de un gran valor psicológico y, por consiguiente, educativo. Recuerdo especialmente algunos de aquellos “autoretratos” que me enseñaron lecciones de vida y comunicación.

Uno de ellos fue el de un niño que se dibujó en un podium y rodeado de copas.. Sorprendida, puesto que se trataba de un alumno muy introvertido, le pregunté: ¿Cuándo y por qué te has subido a un podium? Con una ingenua sonrisa me contestó: No me he subido a ningún podium. Me he dibujado así para que me veas.

Hay quien dice que se ha pasado la vida en las aulas enseñando, pero yo más bien creo que me he pasado la vida en las aulas aprendiendo. Efectivamente, silencioso, trabajador y responsable pasaba un poco desapercibido, invisible, ya que, por lo general, se suele prestar más atención a los conflictivos, perezosos e incordios que abundan y, a veces, son objeto de nuestra total solicitud.

En la importante teoría de la Gestalt hay una clara distinción entre la figura, aquella que se percibe como sobresaliente, y el fondo que viene a ser algo indefinido cuya función es servir de base envolvente a la figura. Los niños invisibles son aquellos que no logran que “luzca” su figura y quedan perdidos en la envoltura del fondo con el peligro de quedar marcados para siempre en una nefasta autoestima que los conducirá por la vida como personajes insatisfechos, agresivos, etc.
Es por ello de sumo importancia que los alumnos, todos, en alguna ocasión, al menos, se sientan protagonistas de algo pero ante todo de nuestra especial atención y afecto, ya que de lo contrario no habrá podium en sus vidas que los aúpe a la altura que todos, legítimamente, necesitamos.

domingo, 11 de abril de 2010

ESTRATEGIA PARA LA LECTURA - I -

DÍA DEL LIBRO 



Yo creo que no sería preciso de un día especial para que todos nos hiciéramos conscientes de la importancia de los libros, ya que en ellos podemos encontrar siempre todo lo que precisamos para andar por la vida felices y de cara al mundo que nos rodea.


Pero, en fin, sea bienvenido el invento y aprovechémoslo para buscar fórmulas cercanas y prácticas al mundo de nuestros alumnos, tan poco aficionados, la mayoría, a leer, algo que nos debería inducir a la reflexión acerca de las causas.


Mis largos años en las aulas, siempre buscando y creando para hacer de la enseñanza una experiencia lúdica, formativa y creativa, me han llevado a retos de todo tipo.


Hoy, por si es útil para alguien, resumo, una experiencia de lecto-escritura, que no será la única pero si la primera.


MINICUENTOS

DOS PORTADAS


     

EL PATITO COJO

EL BAUTIZO DE RAMÓN

Con frecuencia suelo decir, y es absoluta verdad, que es mucho más lo que he aprendido de los niños/as que lo que puedo haberles enseñado.


Así, en una ocasión, con Segundo de Primaria, me esforzaba por enseñarles. No sólo a leer sino también a escribir cuentos. Un día, una alumna, mi querida Eva Lara, hoy madre de dos preciosos hijos, se llegó a mi mesa con un cuento que había escrito.


-Mira, seño, he escrito un cuento muy chico para llevarlo en el bolsillo.


Efectivamente, se trataba de un formato, inventado por ella, algo más grande que una caja de cerillas. Constaba de varias hojitas grapadas con una portada de cartulina. En cada pequeña página incluía texto de una o dos frases e ilustración.


Y a mí se me ocurrió sugerirles a todos la idea de formar un Minibiblioteca con una colección de Minicuentos.


Para ello seguí la siguiente estrategia:


- Repartí hojas folios en tamaño octavilla, más dos en cartulina para las portadas.


- Empecé por decirles que lo primero era crear un índice de posibles títulos que a ellos les gustaría encontrar en los libros. Rn la pizarra iba escribiendo todos y cada uno de los títulos que me sugerían y que fueron muchos más de los que yo pudiera haber imaginado.


- A continuación les indiqué que cada uno copiara los que más les gustaran, a fin de tenerlos presentes en la actividad que íbamos a hacer.


- Después dividí la pizarra en tres partes con las siguientes preguntas y con uno de los títulos elegido por ellos. Les expliqué que cada una de aquellas tres partes podíamos considerarlas páginas de un sencillo cuento.


- Y escribí:


- 1ª Página: ¿Cómo empieza? (Tenían que con dos o tres frases, escribir el principio del cuento. Por ejemplo: Luisa salíó de su casa, camino de la escuela. )


- 2ª Página: ¿Qué pasa? (De igual forma tenían que escribir algo que sucediera. Por ejemplo: A la vuelta de una esquina se encontró con un gamberro que le quería pegar.)


- 3ª Página: ¿Cómo termina? (Por ejemplo: Un amigo suyo que los vio le ayudó y junto, corriendo, llegaron a la escuela.)


Por supuesto, el ejemplo es muy elemental pero, para empezar, es una forma de liberar a los alumnos/as de textos complicados, con faltas de ortografía, etc. Sucedió, y ahí radica el valor pedagógico de esta experiencia, que poco a poco fueron ampliando y perfeccionando hasta llegar a escribir cuentos e historias largas de todo tipo.


Y es que lo principal no está en trabajar la lectura a golpe de libros más libros que la mayoría de las veces, desganados y aburridos, leen, forzados por padres y maestros, sin interés, sin ilusión alguna y lo que es peor de todo, sin comprender.


Vale mucho más una frase o dos leídas a gusto, comprendidas e interiorizadas que el mejor de los libros si no significa nada para el alumno/a.


A base de Minicuentos, llegamos a tener más de doscientos títulos que guardábamos en una gran caja. Los alumnos iban y venían, sin cesar, en su deseo de leerlos todos e incluso de copiar algunos.


Y, por supuesto, nada más empezar, ellos mismos alargaron y alargaron con más hojas, más contenido y más ilustraciones.


Cuando llevaban un tiempo y comprendí que empezaban a cansarse, cambié de estrategia pero esa ya lo dejo para otro día.

Algunos ejemplos de Minicuentos.

TÍTULO:EL COCHE SOLO




Un coche iba solo por la carretera.



     Se encontró con uno rojo y otro verde
y se hicieron amigos.


Así se formó una caravana y dueron felices.

 Muchos ejemplos podrían ilustrar esta entrada, pero creo que es suficiente para que tú, maestro, maestra, hagas algo más que mandar leer,  porque este imperativo no es válido para la lectura. Mejor, dí: Vamos a escribir y leer
 
 

 
   

jueves, 1 de abril de 2010

En el Día del Amor Fraterno

Los niños y niñas tienen claro qué es amor y cómo la siembra de Amor podría poner fin a los grandes problemas de nuestro mundo: Guerras, hambre, violencia, injusticias, etc. etc.
Sí, la magia de una sola palabra: AMOR.
Que hoy la practiquemos, hoy que es una vida. Si hay un mañana, será otra, pero la presente vivámosla con Amor

martes, 23 de marzo de 2010

Aprender a ser

Hay que aprender a ser
24/03/2010 ISABEL AG ERA

El era feroz huracán de adolescencia. Era un claro oscuro de auroras y crepúsculo apenas sin días. Era un agridulce que se colaba en el paladar y, en contrastes, mal se digería. Era una mirada tierna en un desconcertante rutilar de gracia y picardía. Era personaje protagonista de mil historias inventadas. Era amigo, novio, amante --decía--. Era un chaval que un día, hace ya mucho tiempo, se cruzó en mi camino una mañana de septiembre, cuando, con catorce años, alguien de un empujón lo obligó a entrar en aquella mi clase de un pueblo, jardín de huertas y azahares: ¡Anda, so traste, a ver si aprendes algo bueno! Era un vaivén de colegios y maestros. Era "alias virus" entre compañeros.

Era un mal trato, un olvido de todos. Un día, alguien, con palabras de promesas y amistad, lo engañó. Se alejó de la escuela: buscó la vida en la calle. Hace un par de años, lo encontré, un día: Tengo SIDA, pero no la he olvidado --fueron sus únicas palabras en un rostro deformado--. Tampoco él había caído en mi olvido, pero hoy su recuerdo me crece y me parece ver en su mano levantada pidiendo auxilio la de tantos alumnos y alumnas que pasan por nuestras aulas sin que jamás hayan oído, al menos de nuestros labios, la palabra amor.

Llegan y se van a nuestras aulas como números que contar, como recipientes que llenar a presión de competencias cognitivas, olvidados, tal vez por ignorancia, de que no basta con saber, sino que hay que aprender a ser, ante todo, y ese aprendizaje sólo se puede administrar desde el amor, y el amor es esa delicada flor que hay que abonar, regar y cuidar de las excesivas temperaturas y de las intemperies, al tiempo que favorecer su crecimiento en libertad. Los alumnos y alumnas deben saber que los queremos porque las páginas escritas con amor no hay años que puedan borrar. Doy fe de ello. Siempre quedan ecos grabados en el alma.

lunes, 22 de marzo de 2010

Primavera



Para recitar en el aula o escenificar.

Ya viene la primavera
con alas de mariposa
con besos de enamorados
con azahares, con rosas...

Primavera verde
primavera blanca
primavera luz y alegría
te espero en el altar
con mi novia Rosalía.

Ya viene la primavera
con sol largo y revoltoso
con jardines y paseos
¡Ay qué tiempo tan gracioso!
-----------------------

Mariposa de seda
vuela y vuela
no rompas tuas las
que llega la primavera.

--------------------------

A la rueda rueda
de la rosa y el jazmín
árboles somos
de un bello jardín:

Yo soy un pino
y yo un platanero
y yo una palmera
y yo un ciruelo.

¡Fuera ciruelo!
¡Tú no eres del jardín!
¡Fuera, fuera...!
¿A la una, a las dos y a las tres!

¡Soy un ciruelo japonés!
Un ciruelo de jardín
que por tontos y catetos
os salga un grano
en la nariz.

A la rueda rueda
de la rosa y el jazmín
soy ciruelo japonés
soy ciruelo sw jardín.

sábado, 27 de febrero de 2010

ACTIVIDAD DÍA DE LA MUJER TRABAJADORA

ACTIVIDAD DE SIMULACIÓN Y MOTIVACIÓN

DÓNDE ESTARÁN LAS LLAVES

(De la obra “La mujer de papel” de la que soy autora)


(Se formarán tres grupos: Narradores/as, Hombres, Mujeres que leerán de forma acompasada, rítmica y expresiva)

NARRADORES: (Medio canturreando, al estilo "Canción de ciego") ¡Pongan atención señores a este viejo tonto y lelo que, para saber historias, recorrió el mundo enterooo! ¡La historia que hoy les traigo nos habla de mujeres amordazadas, que por egoísmo de los hombres, se vieron así esclavizadaaas!
MUJERES: (Gritando a coro ) ¿Dónde estarán las llaves de estos malditos candados? ¿Dónde estarán los hombres que así nos han maltratado? ¿Dónde estarán las llaves? ¡Socorrooo! ¡Socorrooo! ¿Quién nos podrá ayudar? ¡Las llaves, las llaves...! ¿Dónde estarán?
NARRADORES: Y, con sorna y mala fe, a una los hombres cantaron:
HOMBRES: (Cogidos de la mano, e imitando el juego de "Dónde están las llaves", van y vienen a las mujeres cantando) En el fondo del mar, matarile-rile- lero en el fondo del mar, nunca las podréis sacar... ¡Chimpom!
NARRADORES: Las mujeres sorprendidas no sabían qué pensar. ¿Por qué los hombres echarles llaves y porqué tirarlas al mar?
MUJERES: (Siempre a coro y gritando) ¡Queremos ser libres y no esclavas! ¡Las llaves, las llaves! ¡Que alguien nos ayude a ser liberadas! ¡Pedimos justicia! Hombres y mujeres en libertad, juntos podremos "caminar".
HOMBRES: (Repitiendo el juego de ir y venir y siempre cantando.) Esa historia no nos gusta, matarile-rile- lero. Esa historia no nos gusta, no queremos cocinar... ¡Chimpom!
MUJERES: ¡Somos personas, somos humanas, y eso quiere decir que podemos hacer lo que nos dé la gana...!
HOMBRES: (Repiten juego y canción.) Esa historia no nos gusta, matarile-rile- lero, esa historia no nos gusta, no queremos hacer camas... ¡Chimpom!
MUJERES: ¡Te-ne-mos de-re-cho a e-le-gir!
HOMBRES: (Interrumpiendo) ¡Esa historia no nos gusta, matarile, rile, lero, esa historia no nos gusta ni la queremos oír...! ¡Chimpom!
MUJERES: (Cada vez más alteradas.) ¡Socorrooo! ¡Socorrooo! ¿Quién nos quiere ayudar? ¿Quién sacará las llaves del fondo del mar?
HOMBRES: (En tono de burla y siempre cantando y jugando) ¡Nadie, nadie, mujercitas, nadie os podrá ayudar, que las llaves se perdieron, se las tragó un calamar¡ Chimpom!
NARRADORES: No obstante, señores, las mujeres, al saberse abandonadas, se armaron de tal valor que, amordazadas como estaban, clamaron:
MUJERES: ¡Libertad...! ¡Tirémosnos de cabeza al mar..! ¡Morir, luchar...! ¡La vida que nos pertenece, nadie nos la podrá manipular...!
NARRADORES: Y... ¡OH, milagro! que a este viejo tonto y lelo dejó pasmado: ¡a la orilla llegaron con las llaves en la mano!
MUJERES: (Muy contentas, con las llaves en las manos y repitiendo ahora ellas el juego de ir y venir a los hombres cantando.) ¡Ya las hemos encontrado, matarile, rile, lero, ya las hemos encontrado, materile- rile...ron, ¡chim- pom!
HOMBRES: (Asombrados se interrogaban unos a otros.) ¿Cómo habrá podido suceder? Que las mujeres son valientes, hay que reconocer. ¡Pidámosle perdón! y que de tal prodigio nos enseñen la lección.
NARRADORES: Y cogiditos de la mano y con la cabeza gacha y con muy poquita voz, repitieron:
HOMBRES: (Siempre a coro.) ¡Perdón, perdón...! ¡Milagro, milagro...! ¿Cómo distéis con la solución...? ¡Perdón, perdón...!
MUJERES: (Cantando y yendo y viniendo, en juego, a los hombres.) ¡Por igual, hombres, mujeres reciban educación! ¡Cham-pon! ¡Esa es la clave, ésa es la solución! ¡Chim-pom!
NARRADORES: Y, por melones, un buen capón les propinaron y fue tal el chichón que como loritos repetían:
HOMBRES: ¡Educación, educación, e-du-ca-ción, e-du-ca-ción..! !Chim-pom..!
NARRADORES: Y esta historia, del tiempo de María Castaña, tuvo un final feliz, porque sin mordazas ni candados, con tan sólo educación, hombres y mujeres aprendieron a vivir.
(Sería conveniente que visitaran la página de la que soy autora: http://perso.wanadoo.es/isabelaguera

TRES ILUSTRACIONES, DE LA CITADA PÁGINA QUE PUEDEN PROMOVER TRES FRASES
1ª ----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
2ª ----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
3ª ----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

ACTIVIDAD 2ª
2ª.1
JUNTOS ANALIZAMOS Y REFLEXIONAMOS
A la lectura y posible escenificación del anterior guión, podemos iniciar un debate que despeje simbolismos y metáforas. Para ello puede orientarnos el siguiente guión:
• MUJERES AMORDAZADAS ES IGUAL A MUJERES... (Pueden proponed adjetivos sinónimos.)
• CANDADOS ES IGUAL A… (Pueden proponer nombres sinónimos.)
• ESCLAVIZARON ES IGUAL A… (Pueden proponer verbos sinónimos.)
• EN EL FONDO DEL MAR ES IGUAL A… (Pueden proponer frases de significado análogo)
• LAS MUJERES SE TIRARON DE CABEZA AL MAR ES IGUAL A… (Pueden citar situaciones límites en las que se reproduzca el esquema: tirarse al mar)
• NUNCA LAS PODRÉIS ENCONTRAR ES IGUAL A… (Pueden citar actitudes y situaciones negativas y pesimistas)
• CON LAS LLAVES EN LAS MANOS VOLVIERON ES IGUAL A… (Pueden citar soluciones a problemas conocidos
• LA SOLUCIÓN ESTÁ EN LA EDUCACIÓN ES IGUAL A… (Pueden dar razones que justifiquen esta aseveración)
2ª.2
De acuerdo con las nuevas versiones que los alumnos/as hayan aportado como sustitutivas de metáforas, proponedle una nueva escritura del guión, desde una perspectiva realista.
2ª.3
Valoración y evaluación de actitudes en el guión de hombres y mujeres.
2ª.4
Breve resumen donde expongan su opinión personal.

jueves, 11 de febrero de 2010

NUEVA OBRA: MI AMIGA PROSTITUTA



Esta novela nos presenta la historia de dos mujeres a las que el azar, como mano implacable del destino marcará a lo largo de ambas vidas, tras un primer encuentro fortuito en la infancia y en la sociedad de la posguerra tan radicalmente clasista. Lucrecia, hija de una “mujer mala”, hija del pecado, carne de infierno, niña anatematizada, despreciada y humillada. María, hija de un emblemático médico de pueblo, querida y respetada
Una y otra vez, el tiempo y las circunstancias las distancian pero repetidamente vuelven a encontrarse en situaciones tan dramáticas que enervan y sobrecogen al lector, dado su gran realismo que si bien se trata de una novela de ficción, su transfer a la realidad de tantas mujeres de hoy día, obligadas a prostituirse, sometidas a malos tratos, marginadas y condenadas por sectores puritanos e intolerantes, no es pura casualidad sino resultado de la hipocresía reinante en una sociedad que sigue clasificando y calificando por el color de la piel, por la cuna o por cualquier accidente que no concuerde con los principios preestablecidos como normas morales. Concluye la autora: No somos diferentes, no es el otro, la otra, el culpable, el que debe cambiar. Somos todos que con variopintas caretas creemos engañar y engañarnos prostituyéndonos, a cualquier precio, por lograr beneficios políticos, sociales, económicos o simplemente por placeres carnales que damos en llamar libertad sexual.
Mi amiga prostituta –dice la protagonista- aquella niña de la calle del Río, la hija de una mujer mala, Lucrecia, no era diferente a mí; tan sólo era la otra, aquella que responde por los pecados de todos, la réproba… la contaminada, y yo la honorable, respetada, querida, aceptada. No obstante mi prostitución fue de mucha más baja calidad que la suya. Para ella, una especie de supervivencia en un mundo que le tenía cerradas todas las puertas; para mí, placer por placer.
Novela que no dejará indiferente a nadie y que, desde las primeras páginas mantendrá y elevará el interés del lector, motivado, in crescendo, por la apasionante vida de estas dos mujeres.

domingo, 31 de enero de 2010

ENSEÑAR A PENSAR



Una de las primeras cuestiones que un maestro debe plantearse debería ser proporcionar a sus alumnos/as estrategias que le ayuden a reflexionar, a pensar, aopinar en voz alta sobre la vida, los acontecimientos, los seres humanos, todos.

El pensar filosófico es aquel pequeño manantial que hac e florecer al desierto.

Si queremos adultos que piensen por sí mismos. debemos educar a los niños para que piensen por sí mismos.
Matthew Lipman

La capacidad de pensar de manera autocrítica será indispensable para el ciudadano del siglo XXI.
La cabeza, las ideas, el corazón, las acciones nos ayudan a salir para ser ciudadanos autónomos y no súbditos.

Luego tras estas breves consideraciones, padres y maestros deben propiciar esos
ámbitos de convivencia, partiendo de eventos, noticias, lecturas, etc.
y de forma diálogica, y participativa se analice, se transcienda, se interiorice y lo que es más importante: vayan elaborando esquemas de pensamiento flexible y
tolerante con el del otro... Lo que equivaldrá a ir creando en el cerebro, al estilo de los bist de inteligencia, una colección de elementos básicos, asumidas reflexiones, un buen banco de datos referenciasles a la hora de pensar.


RELATO PARA LA REFLEXIÓN: EL LOCO
Hacía frío ya.
Los primeros aguaceros habían asentado el polvo de los jardines.
Todo el paseo era como una misteriosa y repentina caída del otoño.
Atrás quedaban los jugueteos de niños por caminos y fuentes. Atrás, los reposados silencios de los viejos. Atrás, alegres y cómplices coqueteos de enamorados.
El paseo era una sombra sin más perfiles que las copas peladas de los plataneros, sin más vida que la de aquel desarrapado y pobre "loco" que seguía paseando encogido como si siempre llevara frío, con la cabeza acurrucada entre los hombros y todo su pequeño cuerpo en un incontrolable tic que se adivinaba entre los pliegues de una vieja gabardina.
Día tras día, en todas las estaciones, recorría, de la mañana a la noche, el paseo, camino del río, y allí, justo en la orilla, entre álamos y cantos de pájaros, se quedaba eclipsado en interminables murmullos que nadie entendía y que más bien parecía como si hablara a la corriente.
La gente, con indiferencia, al verlo pasar, repetía: ¡Cualquier día no vuelve!

¡Pobre loco! ¡Ojala que vuelva siempre! ¡Ojala que no le dé por irse con la corriente en busca del mar! ¡Ojala, cuando llegue la primavera, cuando regresen las golondrinas, las flores, los niños, las mariposas, los ancianos, los enamorados.., mis ojos puedan seguir viéndolo, en su incomprensible trasiego por el jardín, camino del río.

PUNTOS PARA REFLEXIONAT Y DEBATIR
• ¿Estaría Loco de verdad?
• Si así era, ¿por qué extraña historia se habría vuelto loco?
• ¿Acaso estaba cuerdo y nadie lo sabía?
• ¿Por qué elegiría el camino del río?´
• ¿Habrá personas tan solas y enfermas que piensen en quitarse la vida?
• Si las conocemos, ¿Qué podríamos hacer para ayudarles?
• La gente que lo veía, ¿hacía algo más que hablar?
• ¿Qué hubieras hecho tú?
• ¿Por qué nuestros ojos sólo verán pobres locos, seres humanos que andan sueltos, tragándose, a malas penas, las razones de su locura?
• ¿Por qué en nuestros corazones no habrá lugar a tantos dementes que sanarían con amor?
• ¿Por qué será?
• ¿Por qué estaremos tan ciegos para nuestra locura y seremos tan videntes de la locura de los demás?

Han pasado años, pero lo sigo viendo, como un bulto, como una sombra que se deslizara ausente de la realidad que éramos todos, que somos todos...

sábado, 23 de enero de 2010

Estrategias sobre Ortografía




ESTRATEGIAS SOBRE ORTOGRAFÍA
El tema de la ortografía, desde mi punto de vista, habría que enfocarlo como una reflexión que, constantemente hay que promover en el alumnado tan poco dado a valorar la calidad ortográfica de un escrito.

Por otra parte, los dictados, repeticiones e incluso correcciones crean de antemano una situación de pasividad y rutina a la que los alumnos se acostumbran, incidiendo siempre en los mismos errores.

¿Qué es lo que sucede? ¿Por qué esas reiteradas faltas en palabras que han sido objeto de correcciones múltiples? Todos, a poco que pensemos, lo sabemos: los alumnos no prestan la atención debida, no se fijan, no reflexionan sobre cómo corregir dichas palabras.

Si bien las reglas, etc. ortográficas pueden resultar eficaces, yo me he elaborado mis propias estrategias que paso a comunicaros.

En primer lugar distingo siempre entre las palabras nuevas que necesariamente deben ir ampliando y enriqueciendo el vocabulario, propio de cada edad, y las palabras que, aprendidas de oído, se escriben mal.
Son estas últimas las más difíciles de erradicar casi siempre ya que forman parte de su natural forma de expresión.
Por ello y esquematizando:

1ª FASE: Tendrá como objetivo la detección de dichas palabras para la cual es preciso una gran atención a cuánto dicen y cómo lo dicen. Así como también tomaremos nota de las más usuales y repetitivas en sus escritos. Por ejemplo, los niños escriben mucho agüelo por abuelo, abuja por aguja, etc.

2ª FASE: Con todas estas palabras, y por orden alfabético, elaboramos un vocabulario en el que escribiremos las palabras en dos columnas, a fin de que las lean tal y cómo ellos las escriben y cómo las deben escribir: (Por supuesto que se debe evitar que los alumnos vean las palabras mal escritas, pero éstas son las que normalmente ya escriben mal)

MAL ESCRITAS _____ BIEN ESCRITAS
____________________ ____________________ ____________________ ____________________

3ª FASE: Con las palabras bien escritas se hace un gran mural que estará colocado en lugar visible de la clase, recalcando bien, y en distintos colores, los trazos. También ellos en hojas adicionales a sus cuadernos, tendrán el vocabulario que podrán consultar al escribir.

4ª FASE: EL JARDÍN DE LAS PALABRAS y que consiste en lo siguiente:
- Dibujar por ejemplo, una sencilla margarita de seis pétalos.
- Repetirla en un folio las veces que creamos conveniente.
- Escribir en el centro la palabra primitiva: Por ejemplo, abuelo.
- Los alumnos/as tendrán que escribir en cada pétalo una palabra derivada: abuelito, abuelote, etc.
- Es bueno que se les dé ya fotocopiada las margaritas e insistirles que lo hagan bien ya que se trata como de un jardín donde vamos a sembrar palabras.
- Pueden colorearlas.

5ª FASE: JUGAMOS CON LAS PALABRAS
- Se pueden hacer en común numerosos juegos. Por ejemplo, con la palabra gusano, podemos hacer en la pizarra entre todos, un trabalenguas: El gusano está engusanado, ¿quién desengusanará? El desengusanador que lo desengusane, buen desengusanador será
- Con la palabra agujero podemos hacer una graciosa retahíla: Agujero, agujerillo, / Corre que te pillo / Agujero, agujerillo / Ya viene cantando el grillo. / Agujero, agujerillo / ¡Mira qué gracioso chiquillo, etc.
- Con la palabra aguja podemos jugar a ver quién hace la palabra más larga. Así: agujaza, agujilla, agujarrona, agujarraca, etc.

Como sabéis el problema de la ortografía radica sobre todo en que no se paran a pensar en la palabra que escriben. De ahí que otras buenas estrategias sean las siguientes:

PALABRAS AL MARGEN
- Decirles que no se les van a considerar faltas aquellas palabras que coloquen al margen, que previamente marcarán en sus cuadernos, como dudosas. Es decir que el hecho de escribirlas al margen, y al ser posible en color, quiere decir que se han detenido, que han pensado en ellas y que cuando se les corrija, la van a interiorizar

COMPETENCIA DE PALABRAS
- Otra buena estrategia, y con ella termino, por ahora, es decirles que escriban en negrita o subrayen aquellas palabras de ortografía dudosa que, no obstante, no presenten dudas para ellos. Este recurso es muy bueno porque se establece una especie de competitividad entre ellos a ver quién sabe más palabras ortográficamente bien.
En fin, todo lo que sea lograr que “vean” las palabras, que las interioricen, que las relacionen, etc. mejorará notablemente su ortografía.
Dedicarnos a “examinar” con los trasnochados dictados o similares quedará reducido a una “Cacería” de faltas que no servirá nada más que para lograr que los alumnos/as lleguen a aborrecer la escritura.

Prevenir y prevenir es el secreto y facilitar la buena escritura.