ESCUELA CREATIVA

ESCUELA CREATIVA
Alumnos de cuarto

sábado, 25 de septiembre de 2010

Retahílas y juegos.

Aprender jugando es una fórmula excelente par alograr que la tarea escolar resulte amena, divertida, significativa y desencadenante de grandes valores.

En mi obra, recientemente publicda por la editorial CCS dedico  una parte a la retahíla como estrategia de memorización, escenificación, pico-motricidad, etc. de cara los más pequeños pero válida para cualquier nivel.
Todas y cada una de las retahílas propuestas van seguidas de divertidos juegos para repetirlas y lograr reforzar objetivos  programados y concretos.

No es mi intención, y mno lo voy a hacer, insertar largos textos con explícitas  explicaciones. Considero sufieciente para el maestro/a el tener a mano tan sencilla y rica estrategia.



RETAHÍLA Nº 1:  NIÑO CABALLERO

(Ritmo y mucicalidad)
A un puchero zapatero

cayó un sapo puñetero,

y en mi plato pirulero

lo encontré con un sombrero

¡Hola, niño caballero!

Como tú comer yo quiero

del puchero zapatero.

¡Fuera, fuera de mi plato!

¡Fuera, fuera que te mato!

Ya me voy, niño gruñón.

Que te pique un moscardón

que te saque un buen chichón.

Al puchero del Señor

cayó una bonita flor

y en mi plato pirulero

la encontré con el romero

¡Hola, niño caballero!

Soy rosa del jardín del amor

y de tu plato pirulero

un poquito comer quiero.

Si eres rosa primorosa

del jardín del amor,

toma y come con mi tenedor.

Así estará más gordo

el puchero del Señor.



¡Hola, niño caballero!

–dijo el sapo puñetero-

¡Yo te pedí comer primero

comer de tu plato pirulero.

¡Fuera, fuera de mi plato!

¡Fuera, sapo que te mato!

Yo sí comparto el tenedor

-dijo la rosa-

con ese sapito hambriento

que es criatura del Señor.

Lleva razón la flor

–dijeron todos-

Llamemos al sapito puñetero

y que coma también del puchero pirulero.

____________________________________________




 
Y ahora el Juego

JUEGO Nº1: NIÑO CABALLERO
Se forma un grupo de niños y niñas, que pueden ser todos los alumnos, menos dos: uno que representará al sapito, y otro a la rosa del Señor

El grupo de alumnos pueden estar sentados en el suelo o sobre la alfombra, simulando que están a la mesa para comer. Sería conveniente que tuvieran platos y cubiertos de plástico o cartón.

Y todos, como una sola voz y gesticulando, con ritmo, irán repitiendo los textos que les corresponden

- Grupo de niños/as: (Gesticulan y mostrando los platos) A un puchero zapatero / cayó un sapo puñetero, / y en mi plato pirulero / lo encontré con un sombrero

(Entra niño/ simulando ser un sapo y dando saltos se dirige a todos.).

- Sapo: ¡Hola, niño caballero! Como tú comer yo quiero / del puchero zapatero.

- Grupo de niños/as: (Agitando Los brazos y empujándole suavemente.) ¡Fuera, fuera de mi plato! / ¡Fuera, fuera que te mato!

- Sapo: (Con mal tono) Ya me voy, niño gruñón. / Que te pique un moscardón / que te saque un buen chichón, que te entre sarampión.

(Sale el sapo)

- Grupo de niños/as: Al puchero del Señor / cayó una bonita flor / y en mi plato pirulero / la encontré con el romero.

(Entra la flor y se dirige también al corro.)

- Flor: ¡Hola, niño caballero! / Soy rosa del jardín del amor, / y de tu plato pirulero / un poquito comer quiero.

- Grupo de niños/as: (Con el tenedor en la mano) Si eres rosa primorosa / del jardín del amor, / toma y come con mi tenedor. / Así estará más gordo / el puchero del Señor.(Le dan los tenedores).

- (Entra de nuevo el sapito).

- Sapo: ¡Hola, niño caballero!¡Yo te pedí comer primero / comer de tu plato pirulero.

- Grupo de niños/as: (Detrás del sapo gesticulando repiten y salen) ¡Fuera, fuera de mi plato! ¡Fuera, sapo que te mato!

- (Sale el sapo.).

- Flor: Como soy flor del jardín del amor / yo comparto el tenedor / con ese sapito hambriento / que es criatura del Señor.

- Grupo de niños/as: Lleva razón la flor / Llamemos al sapito puñetero / y que coma también del puchero pirulero.

- (Se ponen todos de pie y llaman a voces.) Sapito del sombreo, ven de nuevo a nuestro plato / no te pillo, no te mato / te daremos tenedor / y comerás como un señor.

- (Entra el sapito dando saltos y con su sombrero.) Puchero, zapatero comeré con mi sombrero/ y por ello doy gracias / a este niño caballero.

- (Al decir estas últimas palabras se coloca delante de algún niño o niña y hace una media reverencia. Al repetir el juego, el niño o niña elegido será el que haga de sapo).


SUGERENCIAS

- Dibujar sapito y flor.

- Hacer sombreros de papel.

- Aprender a manejar la cuchara y el tenedor.

- Andar a saltitos.


- Dibujar silueta de cuchara y tenerdor.


- Etc.














 



























No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada